Buscar

08 junio 2013

Proyecto: Tod@s tenemos miedo

"Un niño que conoce y sabe gestionar sus emociones no sólo tendrá mejores resultados académicos, sino que estará más preparado para el mundo laboral". Así dio inicio, reciéntemente, un capítulo de Redes sobre el aprendizaje social y emocional.

Realmente, somos poco conscientes de la importancia que tienen las emociones en nuestro desarrollo y podríamos decir que es una tarea pendiente de la sociedad. Como dice el psicólogo René Diekstra en el programa mencionado "(s)i enseño a un niño a interpretar las emociones de otros, mejorará su capacidad de conectar y empatizar con ellos". Dicho aprendizaje ha de iniciarse desde edades tempranas. 

Al hilo de lo hasta ahora dicho, antes de adentrarnos con la emoción del miedo, en clase, observamos varias imágenes de personas (dibujos y reales) con las que tratamos de identificar qué emoción estaba expresando, las imitamos y tratamos de averiguar por qué se sentirían así.



Luego, les mostré varias imágenes que representaban aspectos reales o imaginarios con los que podrían sentir miedo e hicimos así un sondeo sobre las cosas que nos provocan temor.


A continuación, algunos niñ@s salieron para seleccionar una imagen que representara el mayor de sus temores y explicaba el por qué a los demás.


Con este ejercicio, empezamos a darnos cuenta que no a tod@s nos dan miedo las mismas cosas. 

Eduard Punset afirma que "no se puede optimizar su desarrollo global si no se enseña al niño, entre otras cosas, a focalizar la atención, a distinguir y gestionar sus emociones, a trabajar en equipo de manera no competitiva necesariamente. Hay una gran revolución educativa pendiente (...). Vamos con retraso. Padres, maestros y políticos son los encargados de empezar la revolución". Formáis parte del proceso, por eso quiero animaros a que habléis en casa de cómo os sentís de forma natural, a que analicéis los por qués de esas emociones y les ayudéis a gestionarlas y a adquirir estrategias para ello. Quizás a estas edades os resulte tarea compleja abordar este tema. En este sentido, los libros pueden ser una buena ayuda. Os recomiendo el referido en el programa Redes: "El Monstruo de Colores" de Anna Llenas.
 


También existe una versión coloreable del cuento, más económica y a mi entender, más enriquecedora.

En su web encontraréis algunos recursos más.

Os animo a que realicéis la experiencia en casa y que la comentéis en el blog.

2 comentarios:

  1. Gracias Mayte, por compartir tu experiencia en el aula. Es muy valioso lo que nos muestras, y me encanta que ya desde infantil haya profes como tu, que se atreven y salen de su zona de confort para trabajar un tema tan delicado y a la vez tan poco conocido como son las emociones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen por tu comentario. La verdad es que cada vez estoy más convencida de la necesidad de integrar las emociones realmente en el currículo y trabajarlas en el aula.

      Abordar temas así enriquece a todo el grupo, a mí, la primera.

      Eliminar

Si te ha gustado esta entrada, no te vayas sin escribirnos algo.